Delivery apps: La mejor opción en la nueva normalidad

Por las condiciones actuales y las indicaciones de quedarse en casa estas apps han tenido un aumento considerable en el numero de usuarios.

Vivimos en una era en la que la tecnología es parte fundamental de nuestro día a día, hoy hablaremos de las apps para pedir comida a domicilio. Por las condiciones actuales y las indicaciones de quedarse en casa estas apps han tenido un aumento considerable en el numero de usuarios y los restaurantes se han valido de este servicio para continuar en operación y continuar dando empleo a su personal.

Uber eats.

Tal vez la mas conocida y de las primeras en aparecer, nos ofrece servicio de entregas de comida a domicilio de los distintos restaurantes que ofrezcan el servicio. El principal factor que afecta las ganancias de los repartidores es la comisión que se les cobra, según el medio de transporte que se utilice para las entregas, va desde 25% en automóvil hasta 35% en bicicletas. El costo para el usuario depende del restaurante y va desde los $25.00 a $75.00 aproximadamente.

Rappi

Por otro lado Rappi ademas de ofrecer la entrega de comida también te pueden llevar el super, hacer compras en farmacias, tiendas de conveniencia, dinero en efectivo y favores personales. El método de comisiones es diferente en esta aplicación, ya que varia dependiendo el sistema de niveles en el que van escalando los repartidores de acuerdo a un cierto numero de entragas en el tiempo que la app lo indique.

El usuario tiene dos opciones, pagar en promedio $35.00 por pedido o suscribirse a Rappi Prime y de manera mensual pagar $139.00 aprox, con dicha suscripción no volverás a pagar el costo de cada envío ademas de tener servicio preferencial en pedidos nocturnos en caso de lluvia en donde habitualmente el costo del envío aumentaría.

Muchos de los negocios locales se han visto en la necesidad de prescindir de este tipo de apps por el elevado costo de comisiones, si queremos apoyarlos lo ideal es investigar si cuentan con servicio a domicilio propio y realizar de esta forma nuestros pedidos.

Otra forma de ayudar pero en este caso a los repartidores es otorgando la propina en efectivo ya que si se agrega en el pedido desde la app se incluye en el costo total y se ven afectados por impuestos y comisiones propias de cada aplicación.